Category Archives: Searching 4 Love

Criaturas nocturnas

selena-gomez-2015-wallpaper-hd-r3u40

Sólo me he encontrado contigo un par de veces. No sé si llamarlo destino o simplemente casualidad.

Dos lugares completamente diferentes y tan alejados uno del otro que yo jamás hubiera imaginado volverte a ver.

Somos un par de criaturas nocturnas y solitarias que caminan al mismo rumbo cada noche.

Cada vez que te encuentro me atraes un poco más.

Hoy te vi pasar con un cigarro en la mano y la mirada en el piso. Tu silueta se dibuja en medio de la noche y por un momento siento una recién descubierta necesidad de ir hacia ti, de sentirte cerca, de escuchar tu voz.

He sentido tu mirada entre nerviosa y cálida sobre mi. No puedo leerte. No sé si te doy miedo o intentas acercarte a mí.

Pero me subí tan rápido al taxi que al desaparecer entre la niebla perdí tus ojos y esa sensación se desvaneció. Fue un segundo, un respiro.

Un momento que dejé pasar para siempre o sólo por unos días más.

Pero te volví a encontrar y la luz se ha vuelto a encender dentro de mi. No puedo mentir, me provocas una ilusión desconocida, casi infantil.

Somos criaturas de la noche y no lo podemos negar.

Nos movemos sigilosas, solitarias, nuestro mejor amigo es un teléfono o un iPod en la mano.

Pero por alguna extraña razón que voy a descubrir nos encontramos otra vez, aquí, en medio de la nada, en medio de la noche, la siempre solitaria y para nosotras conocida noche.

Advertisements

Ella dijo no

tumblr_n98wcbZLug1t26pzho1_r4_500 2

Tenía un plan A y un plan B. El primero lo trabajé durante bastante tiempo; quizá podrían decirse unos 6 meses. El segundo lo dejé por si acaso Corina me decía que no, que no quería salir conmigo. Pero estaba tan segura de que me diría que si, que el plan B nunca fue activado.

Lo malo fue que… ella dijo que no. Y yo me quedé sin más que hacer. Digo, intenté insistir un poco (¿y si te dejo mi número de teléfono, me llamarías?), pero aún así, ella dijo no.

¿Y qué más puedo hacer ahora? Me repetí miles de veces que si decía que no yo lo respetaría y no volvería a insistir… pero es difícil resistir la tentación. Es que me gusta tanto 😦 es tan hermosa y estoy segura de que no hay nadie que se le parezca. Seguro hay chicas mejores y también peores, en todo sentido, pero nunca iguales a ella.

Supongo que debo de aceptar su decisión y alejarme. Ya lo había intentado una vez, después esta fue la segunda y no estoy segura de que deba ir por una tercera (aunque dicen que la 3ª es la vencida). No es tanto porque tema a otro rechazo, sino porque no quiero convertirme en su dolor de cabeza y que llegue a pensar que estaré toda la vida buscándola.

¿Cuántas veces les ha insistido a ustedes antes de decir que si? Cuántas veces han dicho que no? ¿Hasta donde llega su tolerancia en este tipo de situaciones? No se ustedes, pero yo he sido bastante tolerante cuando he dicho NO y me han insistido. Pero igual dije que no las tres o mil veces que me lo propusieron.

Me imagino que será lo mismo con ella: me dirá no otra vez y en fin, no tiene caso intentarlo más veces, si con una fue suficiente.

¿Me sentí triste? Más que eso, pasé por algo de enojo, no entendía porque decirme no si realmente no había nada que perder (podríamos haber salido una vez y si no le parecía, pues ya, no saldríamos nunca más). Más tarde si, me sentí triste y también decepcionada de haber “trabajado”, “ocupado mi tiempo” durante tantos meses en algo que al final no salió ni por cerca como yo quería.

Justo ahora escuché una frase que me hizo pensar… ¿Soy acaso “víctima de mis buenas intenciones”?

Tal vez ya sea hora de ser un tanto más perra, un poco más como el resto de la gente. No es que me sienta la súper buena ni nada parecido, pero creo que a veces si peco de “inocencia y buena onda” con gente que realmente no lo merecería.

¿Cuál era la manera correcta de actuar en este caso? Creo que siempre lo hice pensando más en Corina que en mi misma. Siempre me importó más cuidar todo para que no se sintiera ni mal, ni acosada, ni con miedo y ahora mismo no estoy ni tantito segura de que lo haya logrado. ¿Qué tal si igual ahora piensa que soy una loca o algo así?

En fin, tampoco podemos controlar lo que las demás personas van a pensar de nosotros y por eso creo que es mejor actuar siempre pensando en uno mismo, aunque no suene bien, aunque parezca egoísta, es lo que la mayoría de la gente hace y parece salirle bien.

Estoy segura que al menos le subí el auto-estima, pues ya antes de despedirme “para siempre” de ella, le dije que se parecía a Léa Seydoux y le mostré una foto en mi iPod. Y aunque dijo que no se parecía para nada, yo sigo pensando que si y en cierta manera eso ha hecho que aun no pueda olvidarla.

Es difícil para mi este proceso de dejar ir aunque es algo que he vivido ya varias veces, algunas ocasiones me aferro más de lo debido a las cosas o más usualmente, a las personas.

¿Qué veía en Corina que hasta el momento no logro ver en nadie más? ¿Qué es eso que me hace volver a ella una y otra vez? Bueno, justo después de salir de una relación en la que mi pareja aparentemente “no sabía lo que quería” (hasta que lo supo), ahora me interesa bastante encontrarme con un chica que al menos en lo básico sepa lo que quiere, y que eso, claro está, incluya el compromiso con su pareja , tal sea yo. Esto quizá lo imaginé porque es muy joven y ya trabaja y se ve feliz en su trabajo y eso aunado a su corta edad (21), me hizo pensar que ya sabe lo que quiere y espera de la vida. También me gusta físicamente, muchísimo, y siendo que en realidad no la conozco bien como para decir que realmente posee las cualidades que yo le he atribuido, esta es la razón principal de mi atracción.

Las veces que platiqué con ella pude ver que es sincera, agradable, se preocupa mucho por no herir los sentimientos de las personas, es atenta, cordial, empática y claro, tiene la mirada más bella que yo recuerde desde que nací.

En fin, mis buenas intenciones se quedarán conmigo, en mi mente, en mi corazón, en mis ganas de demostrarle que podía hacerla feliz y tratarla como la reina y princesa que aun sigo pensando que es.

Pero lo que no es para ti, no es para ti, así le insistas una o mil veces. Estoy intentando ir hacia adelante y eso significa dejar lo que ya no fue para mi y aunque con mucha dificultad, acepto que Corina no es para mi, ni en mi presente y por lo tanto en mi futuro.

Eso no significa que por siempre Corina, por siempre brille esa estrella de infinita luz, llamada esperanza y fe de conocerte en mi corazón por ti… si es que existe algo que no se termine, ese será el recuerdo de tu mirada y siempre, sin importar lo que suceda o lo mucho que lo intente, tendré un poco de esencia que te hace tan bella a mi parecer, ese algo que impactó de la mejor manera y ahora para siempre mi existencia.

Tagged , , , , , , ,

Searching for balance

tumblr_nn5rh40i7O1tx7uzlo1_500

Conocí a esta chica por el mes de septiembre del año pasado y se me hizo increíblemente atractiva. No se en realidad que fue, pero sigo pensando que fueron sus ojos, o su mirada, o un conjunto de ambas cosas. Como quieran llamarlo.

No es que me haya mirado de alguna manera especial, es sólo que la forma en que delineó sus ojos lo que llamó mi atención. Incluso yo que no soy ninguna especialista del maquillaje, se reconocer cuando alguien lo hace con maestría.

Así que sin más (entonces no me pareció que me gustara, sino jamás hubiera podido hacerlo) le pregunté si ella misma lo había hecho, o usaba una de esas plantillas que se ocupan ahora para delinear la parte superior del ojo. Me dijo que siempre había podido hacerlo, que era fácil para ella. Entonces me pareció muy encantadora.

Ese día que la encontré había ido a comprar un regalo para la que entonces era mi novia, quien, yo con aun un poco de esperanza, intentaba aún retener a mi lado.

Y entonces vienen a mi mente ideas contradictorias. Pienso que el destino, Dios, el Universo o como quieran llamar a esa fuerza intangible, a veces pone las cosas frente a nosotros para que demos pasos difíciles con mayor sencillez.

Creo que no hace falta que explique demasiado este punto, ya contada mi historia anterior, pero aun así comentaré un poco más esta idea para seguir con el post.

Por un lado, mi vida como la conocía estaba cayendo a pedazos sin que pudiera yo hacer mucho. Es decir, mi novia de casi dos años había tomado la decisión de irse lejos y por más que yo rogué y le pedí que se quedara conmigo, sabía en el fondo que la decisión ya estaba hecha y no había vuelta atrás.

Al mismo tiempo que todo eso rondaba en mi cabeza, la conocí a ella, a Corina.

¿Cómo llamarían ustedes a eso? ¿Casualidad? ¿Destino? ¿Buena suerte? ¿Terapia de shock?…

Lo único que se, es que para mi ella fue un punto luminoso al final del oscuro y truculento túnel que estaba yo por atravesar.

Al día de hoy las cosas han cambiado mucho desde aquél septiembre (Wake me up when september ends). El día de mi cumpleaños, en octubre, fue la última vez que vi a mi entonces novia. Desde entonces hablamos un par de veces hasta que pensé que ya no era buena idea hacerlo porque cada ve pelábamos más y más. Yo ya no me sentía cómoda ni mucho menos feliz con la situación, dado que desde el principio que yo me enteré de todo esto, supe que no iba a ser fácil para mi, supe que sería una situación que me rebasaría por mucho.

Así pues, por otra parte, hablando de Corina, decidí que si lo que quería era acercarme a ella tendría que quitarme de miedos absurdos y hacer las cosas de manera muy diferente a como siempre las había hecho.

Como verán, se me juntó el planchado con el lavado, o dicho de otra manera, por una parte tenía que resolver el issue de mi vida cambiando radicalmente y todo lo que una ruptura no deseada trae y por otro lado, dentro de mi nacía una cierta esperanza, ese sentimiento que tienes cuando alguien comienza a llamar tu atención.

Y entonces pienso en el mar, en la orilla, en las olas: ese momento en que agua y arena se revuelcan con tal fuerza que a la vista parece que son uno mismo, pero siempre sabemos que no es así, sabemos que son dos elementos separados y por mucho que se revuelvan, jamás serán uno mismo. O el agua y el aceite. O el yin y el yang. Creo que esa es la mejor metáfora.

Ying-Yang1

En algún momento lo “oscuro” se combinó con lo “claro” en mi vida de tal manera que parecía que todo era lo mismo, pero siempre supe que pese a todo lo luminoso no podría ser completamente cubierto por lo oscuro y viceversa.

A pesar de todo este “salvaje oleaje” que sucedía dentro de mi, siempre supe que las cosas se iban a calmar y que si quería hacer las cosas bien con Corina, debía esperar a que la tormenta pasara.

Pero de momento perdí la claridad y como no sabía como acercarme a esta chica, se me hizo fácil un día, sin más ni más, sin antecedentes, darle una de mis tarjetas de presentación con mi Instragram escrito y decirle que cuando quisiera me siguiera.

Ese día nunca llegó y creo que sólo di un paso en falso por querer adelantar las situaciones cuando aun no era el momento. Y estaba plenamente consciente de ello, yo misma sabía que eso no iba a progresar, no había como. Y aunque quizá de momento me deprimí un poco, entendí perfecto que esto no era un “no” si no un “todavía no”.

El tiempo siguió pasando y un día dije: Bueno ¿qué puedo perder si intento hablarle? No creo que sea tan malo. Y me convencí de ello, me lo dije por semanas. Me infundí a mi misma tanta certeza de que era una buena idea, que el miedo se desvaneció.

¿Por qué le tenemos tanto miedo al rechazo? Somos humanos, claro está, quisiéramos que todos (y más las personas que nos gustan) nos aceptaran y quisieran a la primera, sin problemas. Pero no todo es así de sencillo, ni tampoco es tan complicado.

Así pues, un buen día me armé de valor y le hablé.

¿Quieren saber como me fue o ya lo intuyen? Pues me fue excelente… Corina resultó ser una chica súper agradable y linda. Durante el poco tiempo que pude hablar con ella (o quizá no tan poco, como unos 15-20 minutos), se comportó de lo mejor y entonces mi miedo se quedó quien sabe donde. Me sentía tan feliz como hacía mucho no lo hacía.

Dar ese paso no fue tan difícil, pero lo complicado fue no querer tapar el sol con un dedo. Por muy bella y perfecta que Corina me parezca, ella no es “el clavo que sacará al clavo anterior”. Si realmente quería acercarme a ella, tenía muy claro que tenía que ser de cero, tenía que dejar mis ideas pre-concebidas atrás.

Y es que mientras hablaba con ella y podía mirarla a los ojos, percibí esa sinceridad, esa transparencia y la ternura de un alma sin dobles caras, sin intenciones ocultas y ese hecho fue algo que tocó mi espíritu a un nivel mucho más alto. Como si sus miradas fueran de agua y pudieran atravesar y circular a través de mi cuerpo, sentí com una parte de ella se fundía conmigo y aliviaba la sed, la tristeza y la falta de fe que habitaba en mi corazón.

No estoy hablando metafóricamente, realmente puedo decir el día de hoy que si alguien ha influido en mi proceso de sanación, ese alguien es Corina, aun ella no lo sepa.

A pesar de todo esto bueno, mi ex novia dejó una profunda herida que se que no sólo con salir con otra bella mujer se va a curar, se que esto es algo que tengo que trabajar de la misma manera, es decir, con la misma profundidad y paciencia con la que he tratado a Corina. Todo en la vida son reflejos: lo que hay dentro de nosotros (mente, alma, corazón y espíritu) es lo mismo que hay hacía afuera.

Si en nuestro interior hay caos, a nuestro alrededor hay caos. Si hay paz, habrá paz. Si existe amor propio, habrá amor de lo demás. Lo más importante, si encontramos el equilibrio, veremos el mundo equilibrado y vibrando a la altura de nuestra alma.

¿Qué hay dentro de mi tan bello que hizo poner mi atención en Corina y en ninguna chica más? Supongo que es algo realmente grande, pero que aún no brilla con todo el poder y fuerza con que estoy segura lo puede hacer.

Estoy en la búsqueda de mi misma, en ese proceso de equilibrar todo lo que soy y lo que fui sin perder de vista quien quiero ser.

¿Ha sido difícil? Mucho. No se imaginan cuanto. Podría decir que de un momento a otro perdí todo lo que sentía seguro y sentirse seguro en esta vida equivale a saberse vivo y encontrar el equilibrio. Así que no soy la única, todo mundo estamos buscando esa seguridad constantemente, con persistencia y anhelo. No se me puede culpar de haber pasado por esta etapa con todo el dolor y desesperanza del universo.

Pero es verdad: después de la tormenta siempre viene la calma, al final del arco iris hay un cazo de oro. Y siempre está ahí, esperando por nosotros.

Aun a veces todavía me siento tan mal que lloro sin sentido y vuelvo a revolcarme en los recuerdos, y me pongo dramática y me digo que nunca más volveré a ser feliz como lo fui ni voy a encontrar a una mejor mujer de lo que mi ex novia lo fue.

Pero regresa a mi la calma, me vuelve la cordura y me digo una y mil veces que no quiero volver a tocar esos terrenos. Respiro profundamente y el día va mejor.

He trabajado en mi misma. Se que aún falta muchísimo… si digo que voy a la mitad del camino quizá exageraría. Pero estos pequeños momentos en los que la existencia me ha iluminado con su luz, he descubierto que soy mucho más fuerte de lo que creí, mucho más valiente de lo que jamás imaginé.

Dice mi guía espiritual que absolutamente todas las pruebas que pasamos a lo largo de nuestra vida las elegimos consciente o inconscientemente. Entender esto es sumamente importante para mi, pues por algo yo misma me puse una prueba tan enorme, y es porque se y siempre he sabido que soy capaz de llegar a algo mejor, de pulirme hasta donde sea necesario.

La tormenta está pasando, el yin y yang de mi vida se están separando y pronto podré ver la luz al otro lado, esperando, claro está, llegar a ser un alma tan pura, transparente y libre de rencores que al acercarme otra vez a Corina, ella vea la misma luz en mi mirada que ahora yo veo en la de ella.

Tagged , , ,

Ligar ¿pasó de moda para mi?

tumblr_lbahiqKCBr1qannq4o1_500

Terminé una relación con un par de años viva y pensé que el mundo del ligue había terminado para mi. De momento pensé que iba a pasar el resto de mi vida deprimida y sola, o, mejor dicho, ebria, sola, devastada. Todos los días me decía muy sinceramente que:

  1. Una chica más guapa que la que me acababa de abandonar, no iba a encontrar. Y es que de pronto yo misma me creí eso de que todas las lesbianas son más o menos iguales, algo masculinas o muy masculinas y mi ex no tenía nada de eso. ¿En qué momento pude pensar eso y porqué me importó? Es decir, yo nunca he sido así. Odio etiquetar a la gente, y sin embargo esta caída me estaba cambiando más de lo que yo pensaba.
  2. Quería estar soltera, era lo mejor. Neta que es la mejor defensa que conozco cuando acabas de terminar. Decir esta frase a tus familiares y amigos no falla. Con eso te los quitas de encima y a la vez te quitas a ti misma la “responsabilidad” de tomar cuenta de tus actos, es decir, ser consciente de que no se ha terminado la vida, sino que debes comenzar de cero y no dejar que te lleve el demonio por una relación. Así evitas salir si no quieres, evitas conocer gente si no está en tus planes, pero tristemente, lo único que al final realmente evitas, es continuar con tu vida en busca de mejores experiencias.

Todas estas tonterías daban vuelta en mi mente cuando de pronto ¡pum! Apareció ella. Corina.

¡Dios! ¿Debe ser la chica más bella que yo haya visto en mi vida! ¿Quién dijo no ligar? La misma persona que ahora se encuentra haciendo planes buscando la mejor manera de acercarse a ella, la misma persona que puntualmente dijo pasaría varios meses de su vida “soltera”.

Si, ajá. Llevo semanas leyendo en internet cosas tales: “cómo saber si le gustas o está interesada en ti”, “cómo saber si la chica que te gusta es lesbiana”, “cinco señales de lenguaje corporal que indican que le gustas”, “interpretando miradas para saber si está interesada en ti”…

¿Yo? ¿De verdad? ¿Leyendo estas cosas como si estuviera en la preparatoria, en la secundaria o algo parecido? ¿Yo, a mis 30?

¡Pues si! La buena noticia, a diferencia de lo que había pensado, es que en realidad, el ligue no se ha terminado para mi… ni las emociones, ni las experiencias, ni las mariposas en el estómago ¡la vida sigue! Con o sin esa persona a mi lado, yo sigo siendo un ser vivo y simplemente con ver a Corina lo recuerdo.

Mis manos se ponen algo frías, mi corazón palpita acelerado, la presión arterial sube, siento como mi cuerpo se humedece con el sudor ¡estoy viva!.

Siempre me ha encantado esto de las relaciones, esto de ligar (soy Libra), y aunque no soy experta ni mucho menos (ya se habrán dado cuenta por mis búsquedas amateur en internet), si se que es algo que le da alegría y emoción a mi vida.

Volviendo al tema… verán, me he acercado a Corina y le di mi tarjeta con mi teléfono e Instagram. De eso tiene ya casi 3 meses ¿será que debo pensar que no le intereso en absoluto y abortar la misión? Mmm… quizá. Pero al menos voy a intentar acercarme a ella una vez más. Esta vez intentaré ser más valiente y la invitaré a salir. Espero que funcione.

En todo caso, si no es ella será alguien más.

Pero lo más importante es que no, el ligue no ha pasado de moda para mi, a decir verdad, está más de moda que nunca….

¿Y ustedes como ligan? ¿Cómo saben que le gustan a alguien? ¿Alguna vez se han acercado a alguien que no conocen en lo absoluto a intentar ligar?

Tagged , , , , , , , ,