La misma distancia

tumblr_nowyzgzEOR1ryq9ado1_1280

Estás a una llamada de distancia de mi. Quizá físicamente estás más lejos, pero en cualquier momento, con solo apretar un botón en mi teléfono puedo tenerte de regreso a mi vida. Eso lo decido yo, no tu.

Por otro lado, hoy no quiero tocar ese teléfono si no es para responder a su llamada.

Estoy atada a ti y estoy atada a ella.

Tú eres mi irremediable pasado, la soga que me detiene de volar. Ella es mi anhelo de futuro, ese al que aún no estoy segura de poder llegar. Mi vida se detuvo en algún punto entre tú y ella.

Al principio creí que iba a ser fácil, las cosas parecían ir bien. Si solía extrañarte pero a la vez seguí con mi vida y fue cuando la conocí. De pronto el dolor, la desesperanza y el miedo se empezaron a difuminar. Una nueva ilusión abrigó mi corazón y mi alma.

Alrededor de su sensual mirada dejé el trazo seguro del amor, con cada paso, con cada palabra. Y pronto volví a sentir la soga que sujetaba mi vida jalarme. Pero esta vez era hacia ella.

Por momentos me sentía feliz y con la ilusión palpitando en cada una de mis venas, recorriendo con tibia sangre mi frío cuerpo. Fui recuperando el color que me caracteriza: la sonrisa, el aroma, el paso, la seguridad y la estabilidad.

Un paso a la vez sobre un pantano de sueños puede ser algo peligroso, más aún cuando lo que te sostiene es un casi invisible hilo de dudas.

Aún así la enfrenté e intercambié un par de palabras que casi me dejaron respirando mi último aliento. Su voz, el canto de sirenas en la orilla de algún paraíso; su risa, la sinfonía de mil violines afinados por los mismos ángeles. Ha pasado volando el tiempo y yo aún la escucho.

Quisiera saber que fue eso que me atrajo a ti en primera instancia y al cerrar mis ojos se aparecen los tuyos con ese delineado tan perfecto, tan inolvidable. Ese halo alrededor de tu mirada que aún me cubre y empaña mi razonamiento.

Es verdad, esa tarde una fuerza más grande que yo misma se apoderó de mí y me llevó hasta ti, en modo automático.

Hablamos de algunas cosas sin sentido y después te dije directo: me gustas y quisiera salir contigo. Tu respuesta no fue un no inmediato, como yo estaba segura que sería. Pero tampoco dijiste que si.

Tuve que insistir y aún así lo único que logré fue que aceptaras pensar si quizá un día me harías el honor, te dejé mi número y regresé sonriendo a mi casa.

Hoy sigo esperando tu llamada.

Pero algo en mi mente no me deja.

Y es que cada aniversario, aunque invisible para el mundo, incluso para ti, no pasa inadvertido para mí. Si, aniversario dije.

Hace una año que me abandonaste sin mirar atrás, un año que tomaste la decisión de irte y un año de ese horrible paso que al dar despegó mi alma de mi cuerpo para llevarse mi vida entera a otra parte en donde yo no puedo verla.

Un año de caminar a ciegas sobre un terreno desconocido, un terreno de desolación y tristeza.

Pero estoy harta, esto ya es demasiado. ¿Cuánto tiempo llorarías tú por un muerto que buscó su propia muerte? ¿Y qué si eso era lo que la hacía feliz?

Es hora de recuperar mi vida y es lo que anhelo con toda mi alma… Pero esos sueños donde te apareces no me dejan y más ahora que estoy a días de cumplir un año sin tu presencia.

Algo me da miedo y me aterra pensar que un año de mi vida voló con rumbo desconocido y a un destino inexistente.

Quiero pensar que este año no pasó en vano, pero no hay nada que me de la seguridad de que así haya sido.

Hoy comencé a despertar a mi cuerpo y fue como volver a la vida. No tenía idea de lo adormecida que estaba mi conciencia. Si eso puede ayudar un poco espero no perder la paciencia.

Salí un poco de mi ratonera, me asomé al exterior y parece no ser tan malo. Si, es verdad, todo es como nuevo para mí, soy nueva en esta vida, prácticamente.

Soy una sobreviviente y la única a bordo de este tren que no quiero ver caer, no me gustaría que se fuera a descarrilar en cualquier lugar.

Por eso no sé qué hacer al estar frente al teléfono, dos llamados me aguardan.

Uno me llevará nuevamente al pasado con la certeza de que realmente no hay nada para mí ahí. Solo ilusiones que se desvanecen más rápido de lo que yo soy capaz de pensar.

El otro quizá me ayude a despertar una vez más, quizá me ayude a seguir por esa senda que ya había creido perder

El problema es que una se haya en mis manos, la otra no.

Una está a un botón de mi vida, la otra, solo en las manos del destino.

¿Qué será de mi? No quiero ser un barco a la deriva, navegando por las aguas del desierto.

Para ambas mujeres hay amor en mi corazón, pero sí para ninguna hay cabida de mis intenciones en su vida, quizá sea hora de dar un giro a la redonda y volver a buscar todo en el origen que nunca desapareció: el latido de mi propio corazón.

Advertisements
Tagged , , , , , , , , ,

2 thoughts on “La misma distancia

  1. ddis0rder says:

    Me encantó!!! 😢❤

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: