Kinda tired / Lesbian Party / 1

No tenía mayor plan que cualquier otro fin de semana.

Pero tampoco podía dejar de pensar en ella: Corina…

Creí que ya era tema superado, pero la conjunción del fin de semana con la quincena recién cobrada, el ansia de ver la ropa nueva y claro esta, un descuento del 21% enviado directamente a mi correo, me hicieron pensar que quizá no era mala idea regresar a la tienda donde trabaja Corina.

Así que mis planes cambiaron por primera vez en el día y de pronto me encontré arreglándome y alistándome para salir a verla.

Mis expectativas eran más o menos altas y me imaginaba acercándome a ella a decirle que la invitación a una cita seguía abierta, seguiría abierta indefinidamente.

Una manera de decirle: piénsalo bien, al fin yo aquí sigo y aquí seguiré.

Por otra parte estaba la promesa de mi ex de que pasaría el domingo aquí y que sería buen idea vernos para “cerrar círculos”. En cierta forma estaba ilusionada por volver a verla y a la vez temerosa de lo que este encuentro podría significar (¿vale la pena volver a mirar atrás cuando ya has dado varios pasos para salir adelante?).

 * * *

Llegué a Por Siempre cierto número y contrario a lo que pensaba (expectativa – realidad) me puse excesivamente nerviosa con la idea de volver a enfrentarme a Corina. Así que vi la ropa rápido, no me demoré realmente en alguna prenda en especifico, más o menos tenía idea de lo que buscaba y lo encontré rápido.

Ya formada en las cajas la vi a lo lejos y me di cuenta que ella también me estaba observando.

Por un momento me sentí mal pero a la vez dije: guey, neta ya… Ya me cansé de estarle rogando a la gente y de ponerme de tapete con cualquier mujer que me late para que al final se comporten así… ¿Neta Corina? ¿Me vas a mirar de lejos y medio esconderte para que no haga ni el intento de saludarte?

Ya se me hace una reverenda mamada… Así que por mi se pueden ir mucho al demonio tu, tus ojos bonitos y tus palabras falsísimas de “no te preocupes, tu regresa cuando quieras aquí te espero”… Pff, por Dios, estoy tan harta de estas actitudes, estoy tan harta de ser la que anda atrás de alguien. Saliendo conmigo no me hacen ningún favor, es algo que nos beneficiaría a las dos, pero si no pueden ver eso, neta, get the fuck out of here!!!

 * * *

Así que regresé a casa con esa actitud “me vale madres todo”.

Me acosté un rato y comencé a pensar “ojalá hubiera una fiesta de mujeres lesbianas”, la que no hubo la otra semana que fue la marcha gay y si acaso la hubo yo no me enteré.

Y gooogle: “fiestas para lesbianas + localidad”. Para mi sorpresa obtuve un resultado: The bb party y justamente se realizaba ese mismo día en unas cuantas horas. Lo único malo era la forma de conseguir entradas, por medio de Facebook (yo no tengo Face) o comprando los boletos en cierto lugar algo lejos de mi casa.

Entonces dudé, mmm, iré o no. Si, voy a ir a ver si alcanzo boleto. Pero mejor no, seguro ya no va a haber. Y ya sin pensarlo ya más, me lancé directo a conseguirlos y por suerte, destino o lo que haya sido, conseguí mi pase.

 * * *

Me arreglé y me fui con las más altas a expectativas a esta fiesta que pintaba para ser “el evento” de mi vida desde que me separé de mi ex, momento desde el cual me ha sido algo difícil salir y así.

Llegué y al principio había muy buen ambiente, las chicas en general traían buen mood y yo me sentía bien. Conocí a un par de chavas y comenzamos a platicar y a reír, después conocimos a más y así sucesivamente.

Sin yo darme cuenta, las cosas comenzaron a cambiar. De pronto había parejitas peleando y haciendo drama en plena fiesta, había chicas increíblemente ebrias que se comportaban como hombres (necias, impertinentes y dispuestas a besar a la que se les pusiera enfrente). De pronto el ambiente ya no me agradó nada y si a eso le sumamos la actitud de dos o tres que estaban “guapillas” pfff… No, realmente aquello se volvió insoportable.

Es que era una mamonez… De verdad se sentían la ultima Coca Cola del desierto ¿y eso porqué?.

Realmente nunca lo entendí y sigo sin entenderlo, se supone que somos mujeres y por tanto yo esperaría mayor respeto entre nosotras, mas tolerancia y una convivencia más sana y tranquila… ¡Pero no! ¡Aquella fiesta de volvió una jungla de alcohol, mala onda y vibra pesada! Llena de mujeres súper ebrias, desubicadas, sangronas y cotizadas.

Yo dije what the fuck???

 * * *

¿Habrá sido coincidencia o una señal del destino? Quizá el universo está intentando decirme algo y aquí es donde tengo que estar completamente atenta pues parece ser un mensaje importante: ¿estoy realmente lista para tener otra pareja?.

Este fin de semana resultó ser un espejo muy recreativo en el que JAMÁS quiero verme reflejada.

He trabajado en mi misma demasiado, desde que se fue mi ex me he hecho a mente de la buena idea de serme fiel a mi misma, a mis ideales y por tanto no estoy dispuesta a aceptar a una pareja que no tenga idea de lo que quiere, quien busque seguir en la fiestita eterna y a quien no le importa un mañana porque parece que quiere tomarse todo el alcohol del universo como si nunca más fuera a amanecer…

¿Qué pasa con las chicas lesbianas? La mayoría estaba en mi rango de edad (25-30), pero parecían adolescentes calenturientas de 15 a 21.

No soy quien para juzgar, pero si me impresiona mucho que esa misma chica que se estuvo besando con media fiesta y se puso ebria hasta las manitas, después venga y me diga que quiere encontrar a alguien que la valore (¿?) ¿me explico?.

¿Acaso soy yo quien ya no encaja para nada? De pronto parecía la oveja negra… Demasiado sobria, demasiado decente, demasiado tranquila y esa auto-imagen que me relaté a mi misma de ser una persona sin rumbo, sin idea de que hacer con su vida, de ser un alguien que seguía una corriente que llevaba a la nada, se fue disipando hasta que pude verme más bien como una mujer demasiado sensata, que sabe muy bien lo que quiere y que no está dispuesta a cambiar la diversión, el desmadre y la perdición de una noche por un plan de vida que he trazado con mucha dificultad.

Si, mi camino es más largo, complicado y tedioso que una sola noche de alcohol y relaciones de minutos que más que hacerme sentir deseada y aceptada, me harían sentir vacía, hueca y sin sentido.

Ya se muy bien lo que quiero y sé que no será nada fácil encontrarlo, pero no quisiera flaquear en el camino.

Ir a esa fiesta tenía un solo propósito: divertirme y pasarla bien un rato (esperen la 2ª parte de este post). Se logró ese objetivo y en el camino también me encontré con personas buenas, chicas que en mayor o menor grado buscan lo mismo que yo, cada una a su manera y ahora me doy cuenta que no, aún no estoy lista para dejar mi soltería y a su vez dejar de trabajar en este proyecto muy personal y propio que por el momento ocupa toda mi atención y energía y que se llama “yo misma”.

Convivir ya a este nivel con tanta gente me hace darme cuenta como vivimos hacia afuera en lugar de hacia adentro, buscando que los demás nos provean aquello que nosotros no somos capaces de encontrar y es que claro, eso requiere el doble de trabajo aunque estoy segura que también ofrece el doble de satisfacción a largo plazo.

Me pregunto como se sentirían al día las chicas que llegaron con una pareja y se fueron peleadas con ella y habiéndose besado con otras tres o cinco que conocieron ese mismo día en esa misma fiesta ¿qué se sentirá traicionarse a si misma solo por “encajar”? Solo por dejarse llevar con el flow del momento, solo para demostrarle a otras personas con las que no tengo absolutamente nada en común que si soy como ellas piensan, o soy ‘mejor’ y soy la que más liga, la más divertida, la más cool.

¿Acaso alguna de ellas, de las que se besaron con media fiesta encontró el amor o por lo menos a una mujer que la tome en serio y quiera continuar una relación seria con ella?

A veces pienso que me aprieto demasiado y no me dejo llevar por el momento y eso me causa problemas, que le doy mil vueltas a todo con una mente analítica en lugar de simplemente hacer lo que hacen todos los demás y disfrutar el momento. Pero es que así soy yo.

Me encanta vivir el momento pero también tener siempre en mente que llegará un mañana, que la vida no se acaba en una noche y que la niña que me besa ahorita y me dice que soy lo mejor, puede ser la misma que mañana ni recuerde mi nombre y se sienta avergonzada por haber estado conmigo. Hacia allá parecía ir todo esto.

Prefiero ser la “aburrida” a ojos de los demás y saber en mi interior que sigo en una búsqueda un poco más compleja, pero duradera.

No juzgo a nadie ni me creo mejor, simplemente expongo mi punto de vista por que realmente, justo ahora no se y no ubico mi lugar en esta comunidad, a la cual se supone que pertenezco y de la que por momentos me siento parte, pero cosas como estas me hacen cuestionarme, si esto significa ser lesbiana para la mayoría ¿porqué para mi significa algo diferente?.

 * * *

Llegó el domingo. Comenzó y terminó y no tuve una sola noticia de mi ex quien prometió llamarme para vernos.

¿Decepcionada? No más que la noche anterior, no más.

Se lo que no quiero en mi vida, estoy tratando a toda costa alejarme de ello. Mi ex no es más que otra persona que no sabe lo que quiere, con un ego excesivamente inflado que le da para burlarse de los demás, para herir sus sentimientos; un ego que le da para prometer y no cumplir, para mentir y para seguir creyendo que significa algo para mi cuando en realidad lo único que tiene sentido para mi en este momento es algo sumamente intocable, personal e inaccesible para mi mundo exterior.

 * * *

¿Qué está pasando con esta generación? ¿Porqué tanto YOLO sin fin y sin sentido? ¿Porqué se buscan más en una copa sin fondo que en el fondo de su corazón? ¿Hacia dónde vamos todos si seguimos así?

¿Acaso soy yo la que estoy mal? Porque a pesar de que algunas chicas no fueron cien por ciento de mi agrado, me siento completamente incapaz de herir sus sentimiento, de decirles algo que las dañe, de ser grosera-evasiva con ellas. Puedo tener unas palabras de aliento, un consejo ocasional o simplemente puedo decirles directamente que no me interesan.

¿Jugar con los sentimientos de alguien que acabo de conocer solo porque ya no la voy a volver a ver? ¿Decirles que voy a hacer una cosa y hacer justamente lo opuesto?

Actualmente no me interesa parecer una buena persona a ojos de los demás. Lo que realmente me importa es SERLO. ¿Y cómo lograr esto siendo de una manera con la gente y al llegar a casa ser otra?

 * * *

Hoy no entiendo muchas cosas.

Afortunadamente entiendo una a la perfección: me entiendo a mi misma. Se por lo que estoy pasando, se lo que me está doliendo y ahora soy consciente de como yo misma me he llevado a esas situaciones que hoy me causan pena. Soy partícipe de mi destino y no únicamente y una marioneta de la circunstancia… Hoy tengo menos miedo que ayer y más fuerza de la jamás imaginé.

No temo a la soledad porque también se lo que es sentirse completamente solo aun estando a lado de alguien. Y prefiero esos momentos conmigo misma que con alguien que no sabe ni que onda con su existencia.

No tengo miedo al rechazo porque se que mientras yo me acepte todo está bien. Y el rechazo externo siempre es un reflejo del interno.

En fin, la vida es un camino con infinitos recovecos pero siempre será más fácil recorrerlo si dejamos atrás a personas, ideas, ideales e ilusiones que tarde o temprano muestran sus verdaderas intenciones, su verdadero interior y descubrimos que aunque bellos en apariencia, en escénica están podridos y díganme ¿quien de ustedes quiere llevar algo podrido hasta su corazón?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: