Second chance

1382371307_619498_1382373511_noticia_normal

La primera vez que hablé con ella fue fácil. Simplemente me acerqué al mostrador y comencé a hablar contigo. ¿De qué? De cualquier cosa, no importa.


De alguna manera te metiste a mi inconsciente. Esta mañana al despertar pensé en ti. No entiendo la razón, pero tampoco quiero pensar mucho en ello. Tu rostro angelical se dibujó a la perfección en mi memoria y ahora lo único que quiero es volver a verte. Tal vez estaba equivocada, tal vez mi memoria me ha jugado una mala pasada. Necesito verte para saber que es lo que en verdad está sucediendo… ¿eres real o sólo una proyección de mi alma?


Ahora todo es más complicado. Te he visto por segunda, tercera y cuarta vez y sigues provocando lo mismo en mi. No estaba equivocada para nada, eres tal como te apareciste en mis sueños y quizá algo más. Ahora comienzo a verte como un ángel: apareciste en el momento y lugar precisos, con tu luz, con tu brillo, con tu paz. Será más difícil acercarme a ti, pero encontraré la manera.


FIRST TIME. Al fin llegué hasta ti, después de tantos intentos de acercarme que siempre terminaban en frustración y ansiedad, pues nunca lo conseguía. Pero hoy estaba más que decidida y parece que el destino ha conspirado a mi favor. Incluso mi teoría de que nada es casualidad parece tener sentido. Y es que fui hasta allá por ese collar amarillo que antes no había visto y al regresar a mi lugar en la fila he podido llegar hasta ti. No pude ser la más valiente, pero al menos di un paso y ese paso fue entregarte una tarjeta con mis datos. Te he pedido que me sigas en Instagram y realmente espero que lo hagas. Sin duda esta noche dormiré con los dedos cruzados.


Han pasado algunos días desde aquella vez que te di mi tarjeta y la fe que guardaba en mi corazón se ha comenzado a difuminar. Y la desesperanza se convierte en miedo e incertidumbre cuando esta tarde al buscarte en todas partes no he podido verte y me parece que ya no lo haré nunca más. ¿Es acaso que has huido de mi? ¿A dónde fuiste? Lo único que se es que difícilmente volveré a intentar hablarte. Este sueño terminó.


Una tarde cualquiera, libre de expectativas. Y de pronto ahi estás. No se si tomar esto como una señal. De momento decido dejarlo así… al menos me hace feliz saber que regresaste o quizá, nunca te fuiste.


SECOND CHANCE. Lo he pensado mucho. Noches y días enteros. Lo voy a hacer, te voy a hablar. Esta segunda oportunidad me la merezco yo, te la mereces tu y se la merece mi vida entera. Porque darme por vencida nunca ha sido mi estilo, voy a intentar invitarte a salir, así, si me dices que si, este post tendrá una tercera parte y yo, al fin una oportunidad de demostrarte lo mucho que me importas.

Advertisements
Tagged , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: